“Para que valoren tu currículum es imprescindible hablar un inglés competente” – 1000 Soluciones y Herramientas de marketing digital para incrementar sus Ventas Rápidamente

“Para que valoren tu currículum es imprescindible hablar un inglés competente”

READ LATER - DOWNLOAD THIS POST AS PDF >> CLICK HERE <<

http://www.adeccorientaempleo.com/valoren-curriculum-imprescindible-hablar-ingles-competente/

La relación de Chantal Feliu con el Reino Unido empezó con la voluntad de aprender inglés, pero con la llegada de la crisis económica a España decidió volver para emprender una carrera internacional en el ámbito audiovisual. Considera que irse a vivir fuera de España es una “aventura”, pero asegura que “el esfuerzo merece la pena”, pese a las dificultades. En esta entrevista Chantal nos cuenta cómo fueron sus inicios, cómo ve el Brexit y nos da interesantes consejos para trabajar en Inglaterra.

¿Cuándo y por qué decidiste irte a vivir a Reino Unido?

Las primeras veces fue por necesidad. En el colegio aprendí francés, pero en mi facultad requerían inglés. Decidí pasar tres veranos trabajando en Devon, Surrey y Oxford hasta que conseguí un nivel intermedio.

Tras un par de años organizando eventos en Barcelona descubrí el Programa Leonardo da Vinci y me trasladé al País de Gales. Ocho meses inolvidables que despertaron mi vocación por la comunicación audiovisual y la producción documental.

Al volver, conseguí el certificado de nivel avanzado por la Escuela Oficial de Idiomas de Esplugues (Barcelona) y trabajé un par de años como operadora de cámara y editora de vídeo hasta llegar la crisis. Fue entonces cuando me puse en contacto con la Universidad de Staffordshire para perseguir una carrera internacional.

Aunque ahora vives cerca de Londres, también has vivido en Gales y Escocia. ¿Te costó adaptarte a tu nueva vida?

Siempre me he tomado mis viajes como una “aventura”. Al principio todo es un reto: buscar alojamiento, lidiar con la burocracia, desplazamientos, hacer amigos, la compra o encontrar un trabajo digno. Adaptarse a los cambios cuesta y aún más si estás en territorio desconocido. Sin embargo, el esfuerzo merece la pena pese a los obstáculos que te vas encontrando por el camino.

¿A qué te dedicas?

Me gradué en 2016 en un Máster en Periodismo Audiovisual, después de licenciarme en Cine, Televisión y Radio por la Universidad de Staffordshire. Desde entonces, me dedico a la filmación y edición de promociones, videos corporativos y documentales.  Recientemente he publicado uno para un museo.

También colaboro con una empresa verificando que la imagen y el sonido cumpla los estándares británicos de transmisión televisiva y con una organización benéfica que utiliza la industria cinematográfica para promover Northampton, dirigiendo talleres para jóvenes desfavorecidos y produciendo cortometrajes en la región.

¿Te costó encontrar trabajo al llegar allí?

En 2009 aterricé en el Reino Unido porque quería trabajar con profesionales de la organización nacional de radiodifusión más antigua del mundo, la BBC. Lo que me encontré fue una estructura laboral jerárquica, con una competencia feroz y gente muy cualificada de todas las partes del mundo.

Cada año alrededor de 100.000 personas solicitan prácticas en la BBC y menos de un 3% lo consiguen. El nivel de pronunciación y comprensión solicitado es casi nativo y al estar compitiendo directamente con anglosajones autóctonos las oportunidades se reducen. Alguna vez he escuchado comentarios del tipo: “tu experiencia en Barcelona es muy interesante, pero necesitas los mismos años de experiencia en UK” o “las televisiones regionales aquí no están interesadas en gente con tu acento”.  Pero con mucha paciencia y determinación, en 2015 realicé unas prácticas en la BBC de Birmingham que me hicieron sentir como si me hubiera “colado” en una fiesta a la que le exprimí cada segundo.

¿Consideras que en Reino Unido se valoran a los profesionales españoles?

Todo depende de tu nivel de inglés y de lo que estés dispuesto a hacer. Cuando no dominas el idioma te tienes que conformar con trabajos poco cualificados para sobrevivir: limpiando habitaciones de hotel, cocinas, de au-pair, recoge-vasos, camarera, cajera, dependienta o sirviendo cafés.

Cuando tu vocabulario y gramática mejoran, automáticamente, la situación laboral también mejora. Un primer trabajo a menudo será el de auxiliar de producción o administrativo en una oficina. Las empresas aprecian la experiencia en otros ámbitos como la publicidad o la organización de eventos, pero para que de verdad valoren tu historial académico y laboral es imprescindible hablar un inglés competente y ganarte su confianza. Así irás progresando a un nivel superior, a medida que vayas adquiriendo bagaje en terreno británico.

¿Qué es lo mejor de la experiencia de vivir en el extranjero?

Viajar, conocer otras culturas y conocerte a ti mismo como persona. Vivir en el extranjero te enseña a confiar en ti, a respetar a los demás, a ser más tolerante, a mirar las cosas desde otra perspectiva y te ayuda a comprender el complejo mundo en el que vivimos.  Por ejemplo, superando las dificultades del entorno en determinados momentos y apreciando la parte positiva de las circunstancias vividas. Es una oportunidad para aprender de personas con una inigualable experiencia de vida llena de conocimiento y habilidades que a su vez aprendieron de sus predecesores.

¿Y lo más difícil hasta el momento?

La limitación del idioma.  Aunque me considero casi bilingüe, todavía no consigo explicar y articular ideas con la misma claridad y fluidez que lo haría en castellano o catalán.

Los británicos son muy prácticos. Les gusta analizar situaciones con precisión y siempre están buscando alternativas para innovar con pasión e inteligencia. Lo primero que tratan de inculcar las universidades británicas a sus estudiantes es el pensamiento crítico y potenciar la creatividad. Formar a gente que quiera simplificar, hacer más eficiente el sistema actual tomando en consideración las consecuencias. Una fuerza productiva que mire a los problemas y divise nuevas soluciones para las generaciones futuras. Me encanta esta filosofía, pero tengo que reconocer que a veces es trabajo duro.

¿Cómo has vivido todo el proceso del Brexit?

No me sorprendió. Recuerdo en 2009 cuando profesores de mi universidad en Staffordshire hablaban del Reino Unido y de Europa como si fueran dos cosas distintas.

En los años 70, Reino Unido convocó un referéndum donde el 67,2% de los votantes decidió permanecer en el Mercado Común Europeo. Sin embargo, en el referéndum de 2016, sólo el 48,1% votó por seguir siendo miembro de la Unión Europea. Con una participación democrática en las urnas del 72% y el 51, 9% en contra de permanecer como Estado miembro, el gobierno de Theresa May no tuvo más remedio que honrar el resultado. El Reino Unido se divorciará del resto de Europa en marzo de 2019 y a los europeos no nos queda más remedio que empezar a hacernos a la idea.

¿Crees que el Brexit va a condicionar tus planes para el futuro?

Una de las principales causas del Brexit es la inmigración. La Primera Ministra inglesa ha sugerido un proceso de registro para ciudadanos de la Unión Europea que quieran entrar en el país durante la era post-Brexit con un periodo de transición de dos años.  Theresa May, que fue Ministra de Interior (2000-2016), ha ido introduciendo restricciones adicionales con la intención de reducir el nivel de migración neta a menos de 100.000 migrantes anuales al año. Pero las negociaciones con la Unión Europea están aún por ver. Mi intención es seguir una trayectoria profesional internacional, ya sea en Reino Unido, España, Cataluña o en cualquier parte del mundo. La única limitación que pongo en mis planes de futuro es la que yo decida en el momento que más me convenga.

¿Te ves de vuelta en España?

En España tenemos un estilo de vida más saludable, mientras que de Reino Unido me quedo con el abanico de oportunidades laborales. Con imaginación y trabajando en colaboración con los demás, me gustaría seguir formando parte de proyectos que me permitan contribuir positivamente y de forma significativa a una sociedad liderada por su empatía y no por sus fronteras.

¿Qué recomendarías a alguien que quiera probar suerte en el Reino Unido?

Si tienes poco presupuesto y un inglés limitado encuentra un trabajo que te permita pagar las facturas a final de mes. En segundo lugar, flexibilidad y paciencia. Crea un glosario con la terminología de tu sector o estudia un grado o postgrado.  En la industria audiovisual británica, televisiones como la BBC, ITV y Channel 4 ofrecen prácticas (nada o muy poco remuneradas) y programas para graduados. Es un proceso laborioso y lleno de requisitos, pero también organizan eventos para los que no han estudiado una carrera. Freelancers que trabajan en las industrias creativas en Reino Unido pierden una media de 5.394 libras por año trabajado sin cobrar o sintiéndose infravalorados. La habilidad para negociar y liderar conversaciones a este nivel es esencial.

Muestra iniciativa, entusiasmo y sentido común.  No te dejes intimidar por el argot inglés y los acentos. La gramática inglesa, comparada con la española, parece fácil, pero está llena de excepciones según en qué región (o incluso ciudad) te encuentres. ¡Tómate tu tiempo y no desesperes!

La entrada “Para que valoren tu currículum es imprescindible hablar un inglés competente” aparece primero en Adecco Blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *