¡Fortalece la confianza de tu equipo!

Para construir vínculos sólidos de confianza es necesario primero estimular sus principales pilares: el compromiso, la comunicación, el respeto y la colaboración.

A través de sencillos ejercicios de team-building es posible identificar problemas en cualquiera de estos ámbitos para mejorarlos y así fomentar la confianza y la unidad en los equipos de trabajo.

Algunos de las actividades que se pueden proponer para este fin son las siguientes:

  1. Dibujo con instrucciones: este ejercicio resulta muy útil para identificar problemas de comunicación. Se debe dividir a los miembros del grupo de a dos y ubicar a las parejas sentadas espalda con espalda, de modo que tan solo puedan comunicarse entre ellos oralmente. Uno de los integrantes de cada pareja tendrá en sus manos una imagen que deberá describir a su compañero para que éste logre reproducirla lo más fielmente posible. Es importante destacar que no interesa aquí la habilidad artística a la hora de dibujar sino la capacidad reproducir las características principales de una imagen o fotografía.
  1. Dejarse caer: este ejercicio puede desarrollarse en tres diferentes etapas a medida que se van integrando todos los participantes del equipo. Es importante que la persona que va a ‘dejarse caer’ permanezca siempre firme y con los pies bien anclados en el suelo como si estuvieran clavados en el lugar. En una primera etapa, se forman parejas de similar contextura física; el compañero que se ‘dejará caer’ deberá cerrar los ojos, cruzar los brazos sobre el pecho y, en el momento deseado, dejarse ir completamente hacia atrás, donde deberá estar ubicada su pareja, quien ha de estar lista para atraparle y evitar su caída. Se realizan tres o cuatro repeticiones y se cambian los roles en la pareja. En un segundo momento, se integra un tercer participante. De modo tal que, quien se encuentra en medio de los otros dos podrá dejarse caer hacia delante o hacia atrás, para ser atrapado por uno u otro de sus compañeros. Finalmente, todo el grupo participa en conjunto del juego colocándose en ronda alrededor de la persona que va a ‘dejarse caer’. Muy suavemente sus compañeros la irán atrapando y empujando hacia otros integrantes de la ronda, quienes deberán estar atentos para recibirla correctamente y seguir el juego.
  1. Cuidados: se organiza un circuito con objetos a modo de obstáculos y uno de los integrantes del grupo lo recorre de un lado a otro. Luego, se vendan los ojos de esta persona y, sin que lo sepa, se retiran los obstáculos del camino. La persona deberá realizar nuevamente el recorrido, confiando en las indicaciones de su equipo, que habrá de orientarle con indicaciones verbales como si aún existieran los obstáculos en su camino.
  1. Trenes locos: grupos de cuatro o cinco personas se disponen en hileras a modo de ‘trenes humanos’, los cuales deberán realizar un recorrido con obstáculos hasta llegar a la meta. La particularidad es que sólo la última persona del tren podrá llevar los ojos abiertos y será quien deberá, sin hablar, orientar al resto de sus compañeros para realizar el recorrido previsto y llegar a la meta antes que sus contrincantes. Así, la persona que se encuentra en el último lugar indicará a quien se ubica inmediatamente delante de ella el movimiento que el tren deberá realizar y ese compañero deberá repetir la misma indicación al que se encuentra delante de él; de este modo se irán pasando la consigna entre todos los compañeros hasta que el primero de la fila se dé por informado y ejecute el movimiento esperado. Las acciones sugeridas para transmitir la información de movimiento son las siguientes: Posicionar la palma en el centro de la espalda del compañero de adelante significa ‘avanzar recto’; hacerlo sobre el hombro derecho, ‘girar a la derecha’; sobre el hombro izquierdo, ‘girar a la izquierda’; ubicar la palma sobre la cabeza del compañero indica ‘retroceder’; y realizar un leve apretón en la parte alta de sus brazos significa ‘detener toda la marcha’.

Estas sencillas actividades, además de divertiros, os ayudarán a fomentar la confianza dentro del equipo de trabajo; un elemento fundamental para lograr el éxito en las tareas grupales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *