Las mejores técnicas para automotivarte en el trabajo

En Adeccorientaempleo ya hemos hablado varias veces de lo importante que es ser feliz en el trabajo. A veces, el problema tiene que ver con que nos sentimos desmotivados: no encontramos sentido a lo que hacemos, todo nos parece aburrido, no sabemos por dónde empezar y estamos cansados desde primera hora. Quizá te sientas identificado con alguna de estas afirmaciones… ¡O con varias! No te preocupes, ¡tiene solución!

Te traemos unos consejos para automotivarte. Porque, a diferencia de lo que muchas veces creemos, nuestra motivación no depende de otros. Es verdad que tener un jefe que sepa sacar lo mejor de nosotros es estupendo y que llevarse bien con los compañeros es fundamental, pero la clave para sentirnos útiles y valorar nuestro trabajo la tenemos nosotros mismos. Evidentemente, a cada persona se le motiva de una manera distinta. Por eso, lo ideal es que cada cual dedique un tiempo para planificar su estrategia motivadora, aunque si no sabes por dónde empezar… siempre puedes poner en práctica estos cinco consejos. ¡Verás resultados muy pronto!

  1. Ten claro lo que tienes que hacer

Organízate y prioriza tus tareas. Centra tus esfuerzos en lo más importante y planifica bien tus jornadas laborales. Solo así dejarás de sentir el agobio de no llegar a nada y no sacar suficiente trabajo adelante.

  1. Piensa por qué el esfuerzo merece la pena

A lo mejor al principio no ves ninguna recompensa, pero las hay. Quizá sea el salario a fin de mes, o el hecho de sentirte útil, o la gente maravillosa que conoces gracias a tu trabajo… ¡hay muchas razones por las que tu empleo merece la pena! Solo tienes que identificarlas y concentrarte en ellas cuando aparezcan los pensamientos negativos.

  1. Date un capricho

Como decíamos antes, los esfuerzos se tienen que recompensar. Así que haz un trato contigo mismo y, cuando termines esa tarea tan tediosa que te han encargado, date un capricho que compense todos los quebraderos de cabeza que te ha dado. Tendrás un motivo real e importante para ponerte con ella lo antes posible y no procrastinar.

  1. Rodéate de gente positiva

Tanto en el trabajo como en otros ámbitos de tu vida, debes alejarte de la gente tóxica, que solo desprende energía negativa. Tienes que buscar personas que sumen y que te hagan sentir bien contigo mismo. Date la oportunidad de conocer a tus compañeros.

  1. Divide tu jornada

Pensar que te quedan ocho horas de trabajo por delante puede desmotivarte. Por eso, lo mejor es que dividas tu jornada en períodos de tiempo más cortos. Así, cuando vayas superándolos, te sentirás mejor y el tiempo pasará más rápido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *